Córdoba
Mike Sun adelanta su single ‘Caravan’
Córdoba
Finaliza el rodaje de 'La sombra'
Córdoba
Referentes del Indie Pop nacional en Eutopía

AndalOcio Córdoba



LECCIÓN RÁPIDA DE ROCK AND BLUES CON JOHNNY WINTER

Gran Teatro
Emi Merino

21.7.10 | 22:12h.

 

En plena recta final del Festival de la Guitarra, el guitarrista Johnny Winter revolucionó el Gran Teatro de Córdoba con un concierto donde demostró que a sus 66 años continúa su evolución musical.

Más de cuarenta años de carrera es lo que lleva a sus espaldas el cantante y guitarrista estadounidense Johnny Winter. A estas alturas de trayectoria, son muchos los músicos que viven de rentas musicales, pero no es el caso de Winter. Su evolución se aprecia en cada tema y en cada nota. El guitarrista está realizando una breve gira por la península en la que presenta sobre todo las canciones de los últimos discos Woodstock Experience y Johnny Winter anthology.

El Gran Teatro se llenó de nuevo con este concierto del Festival de la Guitarra el pasado día 20. Quizá no fuera el recinto más adecuado para un concierto de rock and blues, pero también se agradece verlo en la distancia corta. El músico estuvo acompañado de su actual banda, el guitarrista Paul Nelson, Scott Sparay, en el bajo, y en la percusión Vito Liuzzi.

Winter tiene una gran química con el público, el cantante conecta con su música, aunque no muy dado a grandes intercambios de palabras y gestos. Durante hora y media ofreció un repertorio lleno de canciones brillantes con el soporte de la vieja escuela de los años sesenta. Después de la breve presentación instrumental a cargo de Paul Nelson y Scott Spray, apareció el esperado guitarrista bajo su sombrero negro de ala ancha. Después de sentarse en su silla, desde la que realizó todo el concierto, comenzaron a escucharse todos los temas del repertorio de la noche, temas conocidos como Good morning little schoolgirl, Blackjack, Crossroads o Rollin and tumblin.

Johnny Winter se renueva y parte de esta renovación la encuentra en los músicos que le acompañan. Especialmente destacable fue el papel de Paul Nelson, que se le servía de soporte rítmico con la guitarra y reforzaba así la formación clásica de guitarra, bajo y batería.

Las décadas no pasan en vano y aunque la evolución se nota en el músico, también tuvo algunos momentos bajos que el público  pasó por alto a la estrella. Tras un breve bis, finalizó un concierto que dejó al público con ganas de más, aunque con la gran satisfacción de haber visto un gran concierto y a una gran leyenda del rock and blues.



¡Sea el primero en comentar!

>> Publicar un comentario