Librería Luque
El ilustrador Benjamin Lacombe visitará Córdoba
Casa de la Juventud
¿Quieres participar en el Callejón del Artista?
Palacio de la Merced
Premio Vicente Núñes para Angélica Morales

AndalOcio Córdoba



El Taurino y de Romero de Torres celebran el Día de los Museos

Córdoba

16.5.17 | 20:36h.

 

Habrá visitas guiadas y una jornada de puertas abiertas este próximo 18 de mayo.

La Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba celebra el Día de los Museos en el Museo Taurino y el Museo Julio Romero de Torres con una jornada de puertas abiertas este próximo 18 de mayo, así como con visitas guiadas y otras actividades más la incorporación de cuatro nuevas piezas al Museo Taurino Municipal, fruto de la adquisición y la restauración y de la donación realizada por el artista Paco Luque Palma.

En este sentido, el teniente de alcalde de Cultura, David Luque, resalta que los museos son “un patrimonio cultural vivo” y que el objetivo de su gestión es hacerlos “muy permeables a la sociedad a la que pertenecen”, así como “enriquecerlos” desde la formación de “nuevos públicos” y acrecentando y difundiendo sus fondos.

Así, celebraciones como estas, según agrega Luque, son “una ocasión para seguir acercando los museos a la ciudadanía, en especial a la población más joven”, y subrayar que “el patrimonio museístico también se enriquece a través de la restauración y la adquisición de obras y con la generosidad de donaciones de particulares”.
Sobre esto último, David Luque hace hincapié en el valor de que el Museo Taurino se enriquezca con la adquisición del cartel de Julio Romero de Torres de la Feria y Fiestas de Córdoba de 1902 y con la restauración del original del boceto de dicho cartel realizada por el restaurador municipal Enrique Ortega.

También, con la incorporación de dos esculturas de bronce de temática taurina donadas por el artista Paco Luque Palma tituladas ‘En el patio de cuadrillas” y ‘Poniéndose la montera’ (bronce/hierro).

Cabe destacar que el cartel de Julio Romero de Torres que se incorpora a los fondos del Museo Taurino es una obra de grandes dimensiones 280 x 130 centímetros que contempla las corridas de toros y novillos y actuaciones de las fiestas del 18 al 25 de mayo de 1902 en la ciudad de Córdoba. El boceto original de Romero de Torres restaurado por Enrique Ortega permite apreciar el delicado trabajo de recuperación realizado y la singularidad de esta pintura que sirvió de base al cartel de la Feria y Fiestas. 

Respecto a las actividades programadas para el Día de los Museos de este año 2017, sobresale que el Museo Taurino y Museo Julio Romero de Torres van a ofrecer actividades de interés para el público local y foráneo, entre ellas la actividad ‘Julio Romero de Torres: Símbolo y Nostalgia’, a cargo de la compañía de teatro clásico de Córdoba Teatro Par, y la cata de aceite de oliva virgen extra amenizada con un concierto de guitarra que se desarrollará en el Museo Taurino.

La actividad de carácter cultural ‘Julio Romero de Torres: Símbolo y Nostalgia’ consiste en una visita guiada por el museo de Julio Romero de Torres. En ésta, el grupo conducido por unos personajes como Julio Romero, su tata y una de sus modelos acompañarán a los visitantes por las diferentes salas del museo mientras les relatan la vida y la obra del pintor, haciendo un recorrido muy completo por todos los estilos pictóricos de su obra, así como una semblanza de cómo era la sociedad, las costumbres y creencias de la Córdoba donde vivió el pintor y que quiso reflejar siempre en sus cuadros, conocerán la córdoba de su época por medio de los monumentos representados en los fondos de sus cuadros. Se realizarán tres pases, a las 10.00, las 11.30 y las 13:00 horas.

Junto a ello, en el Museo Taurino, a las 13.00 horas, se ha programado este jueves una Cata Degustación de Aceite de Oliva amenizada con una guitarra flamenca.

BOCETO DEL CARTEL DE FERIA DE 1902
Sobre la restauración realizada se puede destacar que el “Boceto del cartel de feria de 1902”, obra de Julio romero de torres, se encontraba en un estado muy deficiente antes de su restauración. Se trata de una pintura de ejecución muy suelta. En el reverso tiene una inscripción donde consta el autor y el motivo representado.

La tela estaba muy destensada y deformada por las variaciones de dimensionales provocadas por las oscilaciones termohigrométricas. Presentaba dos incisiones con las consecuentes pérdidas de soporte y capa pictórica. La suciedad superficial, muy oscurecida, ocultaba el cromatismo original de la pintura.

El tratamiento realizado ha procurado recuperar esta interesante obra de Julio Romero. La tersura, deformaciones y reducción dimensional de la tela se han tratado mediante la tensión controlada y la regulación de su humedad mediante la utilización de un telar provisional con ocho puntos independientes de tensión y la aportación de humedad a través de membranas semipermeables. Este proceso se ha aplicado de forma paulatina, evaluando cada actuación, hasta conseguir el resultado deseado. Esto ha supuesto un trabajo paciente no exento de dificultad.

Para conservar y mantener los resultados de esta primera fase del proceso de restauración se ha reforzado la parte posterior del soporte con una tela de fibra de vidrio y adhesivos termoplásticos hasta obtener un resultado transparente, con lo que se puede seguir observando las inscripciones hechas por el autor.

La tercera parte de la intervención se ha centrado en la capa pictórica y superficial, eliminando barnices y suciedad hasta recuperar la fuerza del cromatismo original. Se han reintegrado las lagunas de preparación, mediante técnicas tradicionales. Las lagunas de capa pictórica se ha reintegrado con pigmentos de alta calidad y resinas de bajo peso molecular.



¡Sea el primero en comentar!

>> Publicar un comentario