Fundación Antonio Gala
La mirada contemplativa de 'Quietud agitada'
Palacio de Viana
La vida en Viana en los años 20
Córdoba
Este viernes arranca el festival Flora 2018

AndalOcio Córdoba



Más de cincuenta mecenas con Efímera Teatro

Córdoba

29.1.18 | 12:48h.

 

La compañía cordobesa consigue implicar a 58 personas en su producción ‘Maruja, asesina de mosquitos, ratas torturadores y verdugos’, que se estrenará el 20 de febrero en el Teatro Góngora.

La compañía Efímera Teatro ha conseguido hasta el momento el apoyo de 58 personas que han aportado un total de 1.860 euros para la producción de ‘Maruja, asesina de mosquitos, ratas torturadores y verdugos’, su última obra que se estrena el próximo 20 de febrero en la Sala Polifemo del Teatro Góngora.

Esta obra nació con la intención de implicar al público en todo el proceso creativo. Por eso, hace un mes Efímera Teatro lanzó la oportunidad de convertirse en productor de la obra mediante la fórmula de micromecenazgo a través de la plataforma Verkami. Esta campaña ha permitido que este nuevo proyecto de la compañía cuente hasta el momento con 58 mecenas que han confiado en esta iniciativa artística y han colaborado con diferentes aportaciones económicas.

A nueve días del cierre de la campaña, aún es posible participar en este proyecto y convertirse en parte implicada en su producción con aportaciones que oscilan entre los diez y los cien euros y que conllevan diferentes recompensas por parte de la compañía teatral. Todas las donaciones recibidas se destinarán íntegramente al estreno de la obra previsto para el 20 de febrero. La campaña de financiación se cerrará trascurrido esos nueve días, tiempo hasta el streno que la compañía dedicará a repartir las recompensas materiales obtenidas por sus mecenas.

‘Maruja, asesina de mosquitos, ratas torturadores y verdugos’, íntegramente producida en Córdoba, es una obra de Miguel Palacios, que convierte la realidad de las amas de casa en un espectáculo sólido, poético, hilarante y liberador de la mano del director artístico y dramaturgo Carlos Alonso y producida e interpretada íntegramente por la actriz Irene Lázaro.

Se trata de un espectáculo diseñado para remover al público en la butaca, con un único personaje, ‘Maruja’, amargada, cansada y decepcionada con el mundo que le rodea. Sólo se ve acompañada en la escena por un zumbido de mosquito que la increpa y le agota el pensamiento y una voz procedente de una televisión, esa que siempre ofrece noticias negativas. Maruja no deja indiferente al espectador, se le acaba el tiempo y explota. En la puesta en escena se potencia una iluminación experimental y expresionista que irá evolucionando con los acontecimientos terribles e hilarantes que se cuentan. Los elementos escénicos son mínimos, en concreto, unas sábanas blancas colgadas al viento en último término, que permiten crear un espacio opresor al que la protagonista se ve sometida. Esta escenografía se verá apoyada en proyecciones y trucos visuales cercanos a la magia escénica.

Más información sobre este proyecto en este enlace



¡Sea el primero en comentar!

>> Publicar un comentario