Teatro AVANTI
Este fin de semana, Avantelón 2019
Ambigú de la Axerquía
Virginia Maestro presenta 'Del Sur'
Córdoba
Actividades y propuestas en la Feria de la Solidar

AndalOcio Córdoba



Un Daguerrotipo para Córdoba, 175 años después

Mezquita-Catedral

mrcls.20.marzo.2019 | 10.00

 

Con Juan Pedro Revuelta. XVI Bienal de Fotografía de Córdoba. Taller gratuito.

TALLER GRATUITO

Patio de Los Naranjos (Mezquita)
Sesión abierta al público
Miércoles 20 de marzo, de 10 a 12 horas.

Comisario: Antonio Jesús González. Fotoperiodista y fotohistoriador.

El daguerrotipo es la primera forma fotográfica de la historia y fue desarrollado por Louis Jacques Mandé Daguerre a partir del prototipo de la heliografía de Joseph Nicéphore Niépce y del trabajo de otros muchos investigadores anteriores. La placa daguerriana es una imagen positiva única, es decir, no se pueden obtener copias, y se realiza sobre una plancha de cobre plateada. Ésta ofrece una imagen invertida de izquierda a derecha y según el ángulo de incidencia de la luz se observa como positivo o como negativo. El 19 de agosto de 1839, hoy fecha formal de la invención de la fotografía, el gobierno de Francia presenta al mundo el daguerrotipo y le regala su patente, convirtiéndose en una tecnología abierta y libre.

Apenas cinco meses después, la prensa cordobesa[1] ya anunciaba en sus páginas la venta en la ciudad del manual de Daguerre para su práctica. Un texto que quizás adquiriera el científico cordobés Manuel Alcalá, quien en 1840 difunde sus estudios de un nuevo método para conseguir fotografías sobre “papel, madera o incluso la piedra litográfica”[2], aunque su experiencia no llegó a obtener éxito. La presencia del invento de Daguerre en Córdoba, como vemos, fue inmediata. Algo sorprendente para una modesta capital de provincia y más en unos tiempos, ya no sin Internet o televisión, si no simplemente sin tren o carreteras.

En el año 1844, volvemos a tener noticias[3] fotográficas en la ciudad con la presencia de daguerrotipistas profesionales. Primero con la retratista parisina Madama Fritz, una de las primeras fotógrafas profesionales del mundo, quien ofrecía la realización de retratos al precio de 60 reales por un método daguerriano propio. Y posteriormente, el daguerrotipista cordobés J. Albors, quien en 1854 recordaba a su clientela, que seguía disponible en su galería de la calle San Pablo 69 su célebre vista de la Mezquita Catedral, “premiada en el concurso de arte que tuvo lugar en esta ciudad en 1844”[4]. Una imagen, por desgracia, desaparecida y que a fecha de hoy desconocemos.

Ambas referencias son las que nos sirven de testimonio para celebrar en este año 2019, dentro de la XVI Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba, el 175 aniversario de la llegada de la fotografía a la ciudad. Una efemérides que va a ser recordada con diferentes actividades y cuyo evento más emotivo será rememorar ese primer daguerrotipo escénico de la Mezquita Catedral realizado por J. Albors. Una labor que recae en el prestigioso fotógrafo madrileño Juan Pedro Revuelta, especialista en procesos fotográficos antiguos. Para su consecución, este daguerrotipista del siglo XXI utilizará la técnica del daguerrotipo becquerel, con la que obtendrá una imagen única sobre una plancha de metal galvanizada con una lámina de plata. La toma se realizará a la Torre de la Mezquita Catedral desde la galería Este del Patio de los Naranjos en una sesión pública. Este encuadre rinde homenaje a la vista fotográfica más antigua que conocemos de la ciudad, realizada por el irlandés Edward King Tenisson en 1852 con la técnica del calotipo. Tras exponerse en una cámara fotográfica analógica de gran formato, el daguerrotipo se revelará de forma física por la acción de la luz solar. Procediéndose posteriormente, al fijado, encapsulado y enmarcado de esta imagen única, que será entregada a la ciudad para su conservación en la casa de la memoria de todos los cordobeses, el Archivo Municipal de Córdoba.

 




¡Sea el primero en comentar!

>> Publicar un comentario