Priego de Córdoba
Disfruta del mejor Jazz en Jazzandaluz
Córdoba
Convocado el Premio Ricardo Molina de Poesía
I.M.A.E.
El Festival de la Guitarra hace balance positivo

AndalOcio Córdoba



Rosalía desata la locura en Córdoba

Plaza de Toros

16.6.19 | 13:42h.

 

Miles de personas acudieron anoche a la Plaza de Toros para ver el concierto más esperado de la Noche Blanca del Flamenco.

Sin duda la Noche Blanca del Flamenco 2019 pasará a la historia de este festival como la edición de Rosalía. Después de la expectación causada desde hace semanas por cuestiones como el elevado presupuesto destinado a este espectáculo, la polémica distribución de invitaciones y demás, sólo faltaba ver el concierto en directo para comprobar si todos estos esfuerzos habían merecido la pena.

Los fans de la artista lo tienen claro, el de anoche fue un espectáculo a la altura de las grandes estrellas internacionales, aunque si intentamos ser algo objetivos, 'El mal querer' tiene momentos claroscuros.  

La noche comenzó con uno de sus temas más conocidos 'Pienso en tu mirá', estableciendo las pautas de lo que sería el espectáculo. Rosalía apareció en el escenario junto a sus seis bailarinas y vestida con un "sencillo" body blanco y botas altas, con el que actuaría toda la noche ya que no hubo ningún otro cambio de vestuario. Estuvo arropada por un cuarteto de voces, y como no, también por la presencia de El Guincho, el responsable de su particular sonido, productor del disco y sin duda uno de los artífices de su éxito.


Sonaron temas como 'Como ali', 'Barefoot in the park', 'De madrugá' y uno de los más especiales de la noche 'Catalina', una canción de su primer disco 'Los Ángeles' (2016),  versión de Manuel Vallejo, que cantó a capela y que consiguió emocionar al público. También sonó, 'Te estoy amando locamente', de Las Grecas, y temas como 'Bagdad, 'Que no salga la luna', o 'Di mi nombre', que nos llevarían a la recta final con los temas más conocidos y coreados de la artista 'Con altura', 'Aute Cuture' y 'Malamente',  con el que se despidió de Córdoba. Apenas una hora de concierto, que completó con un bis, 'Volver' de Carlos Gardel, interpretada ya antes por un sin fin de artistas a lo largo de la historia reciente de la música.

'El mal querer' es un espectáculo coordinado al milímetro, una perfecta ejecución de la coreografía que dejaba poco lugar a la improvisación, entre el cuerpo de baile, el sonido y las numerosas proyecciones que acompañan a las canciones. También permite a Rosalía mostrar sus dos facetas, la más flamenca que intuimos, va dejando poco a poco atrás, para explotar la más actual, trap, reggaetón y sonidos electrónicos.

Varios problemas de sonido hicieron que según la zona del recinto no se escuchara bien ni la música, ni la voz de artista. Comentarios de todo tipo entre el público asistente, hace pensar que estamos ante una de esas artistas que para bien, o para mal, no deja indiferente a nadie. El tiempo dirá si estamos ante una estrella de largo recorrido o ante un producto de consumo musical que se apague cuando "pase de moda".


 



¡Sea el primero en comentar!

>> Publicar un comentario