I.M.A.E.
El IMAE abre sus taquillas el lunes
Córdoba
Ruta de los Castillos de la Provincia
Palacio de Viana
Casi agotadas las invitaciones para Viana

AndalOcio Córdoba



Dos obras de Jordan Belson en Córdoba

C3A

3.3.20 | 14:44h.

 

La muestra ha sido organizada en colaboración con el Center for Visual Music de Los Ángeles.

El Centro de Creación Contemporánea de Andalucía, C3A, presenta dos obras del histórico cineasta norteamericano Jordan Belson (1926, Chicago – 2011, San Francisco). La muestra ha sido organizada en colaboración con el Center for Visual Music de Los Ángeles, e incorpora dos películas dirigidas en los años 60, y que se pueden ver desde el 3 de marzo hasta el 31 mayo. Jordan Belson está considerado como uno de los pioneros del cine expandido.

Allures (1961) y Samadhi (1967) son las dos obras seleccionadas para la Sala de Vídeo del C3A, el espacio dedicado a la reflexión sobre la imagen en movimiento. En ambas obras la interrelación entre música y aspecto visual tiene un peso predominante. El propio Jordan Belson, al hablar de Allures nos cuenta: “Pienso en Allures como una combinación de estructuras moleculares y eventos astronómicos mezclados con fenómenos subjetivos del subconsciente – todo esto de manera simultánea. El inicio es casi completamente sensual, y el final quizás totalmente inmaterial. Parece que se desplaza desde la materia hasta el espíritu, de algún modo”. Por su parte Samadhi, es una reflexión sobre el budismo y el yoga, aspectos fundamentales a la hora de explorar y entender la obra de Jordan Belson durante este período. Las dos obras seleccionadas para esta muestra reflejan dos momentos cruciales de su trayectoria.

Sobre el artista
El experto dr. William Moritz, nos indica: Jordan Belson estudió pintura antes de ver las películas de Oskar Fischinger y de los hermanos Whitney en el festival Art in Cinema, que se celebró, a partir de 1946, en el San Francisco Museum. A partir de ese momento se dedicó con intensidad creciente a la i magen abstracta en movimiento. Sus primeras películas animaban objetos reales (por ejemplo, aceras en Bop-Scotch [1952]) y pinturas realizadas en pergaminos y preparadas como rollos de película con imágenes sucesivas (Mandala [1953]).

Entre 1957 y 1959, Belson colaboró con el compositor Henry Jacobs en los históricos Vortex Concerts, que combinaban la música electrónica con abstracciones visuales proyectadas sobre la cúpula del Morrison Planetarium de San Francisco.

La experiencia de Vortex animó a Belson a abandonar la pintura y la animación tradicionales para crear fenómenos visuales en algo parecido al tiempo real mediante la manipulación en directo de la luz pura, lo que se convirtió en la base tecnológica de sus aproximadamente 20 películas, desde Allures (1961) hasta el 2005*.

La segunda gran fuente de inspiración de las películas de madurez de Belson surgió de su creciente implicación en las filosofías místicas y contemplativas. Sus filmes de madurez expresan en muchos casos aspectos del misticismo indio y el yoga, lo que se refleja en los títulos de sus obras maestras Samadhi (1967) y Chakra (1972), que representan los fenómenos visuales y auditivos reales que Belson experimentó en estados agudizados de concentración meditativa.



¡Sea el primero en comentar!

>> Publicar un comentario